Cada vez hay menos gallegos

|

En Galicia, la tendencia es que las villas y los pueblos pierdan población. Tenemos un saldo vegetativo negativo, lo que significa que mueren más personas que las que nacen y parece que ni con todos los cheques bebé del mundo que reparta la Xunta seremos capaces de invertir esta tendencia que conduce, en el futuro, a la extinción de los gallegos. Redondeando, antaño, se decía que los gallegos residentes en la comunidad éramos tres millones. A estas alturas ya perdimos la barrera psicológica de los 2.700.000 y la cosa, desde luego, no tiende a mejorar. Eso sí, hay algunos datos curiosos, como el que muestra el hecho de que Vigo y A Coruña ganen población mientras la práctica totalidad del resto de municipios la pierdan. Está claro que la gente se mueve allí donde tiene servicios y alternativas para su vida y, por desgracia, eso solamente se puede encontrar en las grandes urbes.

Cada vez hay menos gallegos