CIRCOS

|

Muchas mujeres nos echamos las manos a la cabeza la semana pasada, viendo la constitución del congreso de los diputados. Sinceramente yo no daba crédito de lo que veía, una diputada con su bebé de seis meses en el hemiciclo durante horas. Miren que por estos lares estamos acostumbradas ya a verlo “todo”,  pero oye, que cada día alguien te sorprende, con aciertos o desaciertos , con locuras, o mismamente con la realidad, de una vida que corre a ritmos descomunales, pero de ahí a montar esos circos..., pues parece que no hay mucho salto. La verdad que sobra decir que somos de una pasta especial las mujeres, currantas y luchadoras por naturaleza. Echo la vista atrás dieciséis años, y me acuerdo que tenía a mi hijo lactante, que comía a deshoras, en una ciudad como Madrid en donde ya te estresaba el día a día, una empresa que sacar adelante, y nunca se me ocurrió llevarlo al trabajo, lo dejaba en una guardería  donde pasaba una gran cantidad de horas a lo largo del día hasta que iba a por él, luego tan felices los dos para casa y oye, no lo debí hacer tan mal porque a día de hoy mi hijo sabe valorar el esfuerzo diario que hicimos y hacemos por él. Y nada de desapego, pero a veces no es bueno rizar demasiado el rizo, porque no se trata de ser mejor o peor madre, sino de ser consecuente en cada momento. Me hubiera gustado estar en los pasillos del congreso, para cotillear a la niñera del bebé, porque no nos equivoquemos, eso fue todo un paripé, o acaso somos tontos y no sabemos quién es  la familia de esta diputada, basta con tirar de Google. Pues si bien la noticia del día tendría que ser la constitución de la XI legislatura, en la que aún no se formó gobierno, en donde está todo tan inestable que no sabemos si se volverán a repetir las elecciones, ojalá que no por el bien del país, y la foto del día era un bebé de seis meses!! Pues eso, que la imagen que dimos no es la de un país serio, pero como se suele decir, todo cae por su propio peso y sino al tiempo. Ahora que aparquen los circos y que pongan a hacer política que para eso se les elige, pero a más de uno le va a venir grande. Sin duda una etapa fantástica en la que llegar a acuerdos para aprobar cualquier documento va a necesitar de mucha mano izquierda y de grandes dotes de humanidad, sólo tendremos que estar atentos a lo que pasa.
 

CIRCOS