Las anchoas ya no viajan en taxi

|

MIGUEL Ángel Revilla, presidente de Cantabria y viajante de comercio de anchoas de Santoña, es el mayor crack de la política española. Nunca ganó las elecciones, pero siempre gobierna su comunidad autónoma. Se monta su chanchullo con los socialistas y ¡hala! presidente y a repartir anchoas por España adelante y a ir en taxi a la Moncloa. La huelga le obligó a acudir ayer al palacio presidencial en el coche de un amigo, eléctrico, por su supuesto, ¡menuda corrección! Le regaló al jefe del Ejecutivo las anchoas de rigor y dos libros. ¿De qué hablaron? Se supone que de cómo somos capaces los dos de gobernar habiendo perdido las elecciones.

Las anchoas ya no viajan en taxi