PLAYAS MALAS PERO TAMBIÉN BUENAS

|

Los análisis efectuados de forma regular por la Consellería de Sanidade desaconsejan el baño en siete de las playas de las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal. Son, por lo general, arenales de interior, lindantes con los cascos urbanos y afectados por la proximidad de industrias, como sucede en el caso de las ferrolanas de Caranza y A Graña. Pero lo que impera es la excelente calidad de las aguas en aquellas que gozan de mayor renombre y que dan a mar abierto, lo que contribuye a garantizar la renovación constante del líquido elemento. No hay vecino de esta comarca que no las disfrute y si a muchos les está vedada la posibilidad de acercarse a ellas por cuestiones laborales o problemas en el desplazamiento, motivo principal por el que recurren a las afectadas de forma negativa, han de ser conscientes de que su uso ha de limitarse a los baños de sol. Tomen nota.

PLAYAS MALAS PERO TAMBIÉN BUENAS