Pura casualidad

|

Zapeo el juicio del TS a los independentistas catalanes del “procé”, de vez en cuando, porque es un plomazo y, será pura casualidad,  he oído quejarse a miembros de las fuerzas de seguridad del estado de cosas así: “Nos tiraron piedras que no nos cabían en una mano”. “Nos agredió un menor de edad, y los demás manifestantes hicieron resistencia pasiva; unos más que otros”. “Me dieron un golpe en una pierna y otro en un brazo, y en todo el cuerpo”. No seré yo quien desdiga a estos testigos, pero, vamos a ver: Si no les cabían las piedras en una mano a los miembros ¿cómo carajo las tiraron los otros? ¿Tenían las manos más grandes que el testigo? Vale lo del menor, pero la calificación de la resistencia pasiva por grados es una chorrada. Vale neno, te dieron un golpe en una pierna y otro en un brazo, pero los de “todo el cuerpo” debieron dolerte poquito, si no los nombrarías primero ¿no? Lo que no he visto ni oído, es testificar a los manifestantes que aporrearon ellos. ¿Será pura casualidad?

Pura casualidad