Los jueces también miran al PSOE

|

LOS socialistas estaban encantados con el ataque de piojos que le ha dado al Partido Popular a cuenta de las actuaciones judiciales en los casos de corrupción. Pedro Sánchez centró buena parte de la pasada campaña electoral en presentar a los populares como una especie de nido de piratas en el que resulta prácticamente imposible encontrar alguien que no esté marcado por la corrupción. De hecho, hasta la hasta ahora equilibrada Soraya Sáenz de Santamaría, salió a la palestra para quejarse del acoso judicial. Sin embargo, lo que ya no parece que le ha hecho tanta gracia a Sánchez y los suyos es que a punto de comenzar la nueva campaña un magistrado haya decidido sentar en el banquillo a dos de sus ex secretarios generales, Chaves y Griñán. El caso de los ERE parece que va a irrumpir en plena carrera electoral como un elefante en una cacharrería y el daño puede ser mayúsculo.

Los jueces también miran al PSOE