CARTA AL ALCALDE DE LA CORUÑA

|

Señor don Carlos Negreira, de mi mayor consideración:

Optimista y siempre sonriente alcalde, déjese, por favor, de nuevas “gaiteiradas” –ya basta con las acontecidas– que le aconsejan los seudo comisarios políticos de turno. Si, déjese usted de aventuras de caballerías y atienda, se lo ruego, a un tema urgentísimo que en su día le esbocé, pero al que usted ha puesto oídos de mercader: el asombroso “guirigay” que se forma, un día sí y otro también, en el paseo de la Dársena, vulgarmente conocido como “paseo del Parrote”. Ya ha habido accidentes, ya ha habido choques de vehículos, ya ha habido sustos y ya ha habido discusiones. Lo que no ha habido son guardias municipales suficientes.

El presupuesto es pequeño y hay que ahorrar para la cabalgata de Reyes y para esa muy necesaria Laponia, a instalar en la plaza de María Pita, para celebrar la abundancia que reina en La Coruña. Y otra vez se lo explicaré, jacarandoso alcalde: Frente a la casa que fue de Alfonso Molina, el paso de cebra que da acceso al paseo del Parrote es un peligro mortal, una trampa, un brindis a la muerte: si algunos coches respetan, otros “arramplan” con la seguridad de los peatones.

¡Hace falta, pero ya, un semáforo, aunque sea de los portátiles! En el invierno, cuando todos los gatos son pardos, no se distinguen los bultos y ya ha habido más de un susto y decenas de frenazos rápidos.

Seguimos por el paseo, hacia arriba, y a la altura del Finisterre y del chalet del antiguo jefe de Estado Mayor, vamos, allí se arma la de Dios es Cristo. A un cerebro gris que antaño rigió La Coruña –no el gobierno de usted, conste– se le ocurrió anchear la acera y, como dejan aparcar en uno de los lados, aquello es una Corte de los Milagros, una zahúrda de Plutón, un patio de Monipodio: frenazos, choques, chapas de coche al “carajo” y más de un herido. ¡“Afeite” usted dicha acera, coño! So pena de que habrá mayores desgracias.

Siempre suyo y atento ciudadano.

P.D. Remodelación Gaiteira: 946.598 euros.

 

CARTA AL ALCALDE DE LA CORUÑA