La medicina de la Marea está amarga

|

Lo de la Marea Atlántica en su papel de oposición en el Ayuntamiento coruñés es un extraordinario ejemplo de borrón y cuenta nueva. De pronto, los concejales critican prácticas que eran el pan nuestro de cada día durante su mandato y hasta denuncian cuestiones aprobadas por ellos mismos cuando mandaban. La última queja es la brevedad de las respuestas del Gobierno local ante las preguntas que registran por escrito. La réplica socialista, con prueba gráfica adjunta y todo, es que siguen la tendencia de los últimos años. Ahora ya sabemos a quién no le gusta probar su propia medicina.

La medicina de la Marea está amarga