Sánchez cambia el running por la bicicleta

|

A Pedro “La sonrisa” Sánchez le dio por correr “–él le llamaba running– cuando andaba de turné por España en busca del voto primario, que no es un voto poco evolucionado, sino el que  necesitaba para recuncar.  Cada mañana colgaba en las redes sociales unas fotos embutido en unas mallas y con cara sudorosa, como podría hacerlo un atleta profesional que estuviese entrenándose para el maratón de Nueva York. Pero como es un oportunista, en cuanto ha empezado la Vuelta a España le ha dado por el ciclismo y todos los días le da a los pedales por la zona de Mingorrubio, en El Pardo. Por supuesto, moviliza a un grupo de escoltas, algunos de los cuales, poco aficionados a emular a Indurain, tienen que recurrir a una bicicleta eléctrica. Que tenga ojo cuando se zampe un chuletón no vaya a ser de una vaca que pastó en Penamoa como aquel de Contador.

Sánchez cambia el running por la bicicleta