UNA JORNADA CLAVE

|

El Sevilla, un equipo que durante muchas temporadas fue el mejor rival al que se podía enfrentar el Deportivo, ya que siempre caía derrotado, llega esta noche a Riazor con la intención de demostrar que su victoria sobre el Madrid no fue una casualidad. Pero los blanquiazules también aspiran a refrendar su buen inicio y cuentan con la ventaja del apoyo de los miles de aficionados que en cada jornada acuden al estadio. Esa simbiosis debe volver a ser la clave para que los coruñeses logren hoy el triunfo y prolonguen durante una semana su condición de invictos, lo que les haría llegar al Bernabeu pletóricos de moral.

UNA JORNADA CLAVE