¡La Virgen!

|

Tenemos el mejor aceite de oliva de Europa, fruta, mármol, pizarra,  bancos, la Policía y la Guardia Civil; y además, las mejores vírgenes. Esto en particular, no en general. Me explico: Somos el único país de Europa con Vírgenes condecoradas. Concretamente tres: La Virgen de Lledó, la Virgen Santísima del Amor (condecorada con la Medalla de Oro al Mérito Policial por  Fernández Díaz, Ministro de Interior) y, condecorada por el mismo nacho, con la Cruz de Plata, la Virgen de los Dolores de Archidona. Lugar donde ocurrió el famoso y nunca suficiente loado caso del “Cipote de Archidona”, contado por Camilo José Cela, para natural despiporre de la afición inclinada a tan noble arte, y sus maniobras. 
Pero hay algo que no me cuadra: No tenemos ninguna Virgen condecorada con la Medalla de Oro al Mérito Deportivo, por haber sido campeones de fútbol  de Europa y del Mundo. Quizá no haya una virgen de las pelotas.        
 

¡La Virgen!