Capdevila y su piropo que era un insulto

|

Joan Capdevila es uno de los tipos que más se divirtió en la historia de A Coruña. Y mira que hay feixes de personas que podían ser los protagonistas de “Vivir n’a Coruña que bonito é, andar de parranda de durmir de pé”. Entre fiesta y fiesta tuvo también tiempo para demostrar que era futbolista y ganar títulos. Alguno como el Centenariazo aún lo está pagando a estas alturas, diecisiete años después. “Todavía estamos celebrándolo... llevamos de resaca desde 2002”, confiesa en una entrevista. Tendrá que hacérselo mirar porque en nada la resaca se hace mayor de edad. En la misma interviú confiesa que un partido contra el Manchester quiso insultar a Beckham y lo que hizo fue lanzarle un piropo. Tenía pensando decirle “Be careful” (Ten cuidado, que en cheli sería algo así como “Ojito”), pero se confundió y le espetó: “Beautiful” (Guapo). El inglés puso cara de qué hace este tío tirándome los tejos. Capdevila se reía. Efectivamente, lo importante es pasarlo bien.

Capdevila y su piropo que era un insulto