Una contienda de tres contra uno

|


A unas horas del debate a cuatro, seguro que Mariano Rajoy está emulando a Jesucristo pidiendo que, si es posible, aparten de él ese cáliz. Y es que el presidente en funciones parece que tiene muy claro que más que un debate a cuatro será una contienda tres contra uno. Si en algo coinciden en esta precampaña PSOE, Podemos y Ciudadanos es que el enemigo es el PP, el único capaz de ponerlos de acuerdo en algo. Y, sin embargo, se equivocan. Quienes luchan por los mismos votantes son ellos, no Rajoy.

Una contienda de tres contra uno