ADIÓS A MANDELA

|

Dicen que uno no se muere del todo mientras su recuerdo permanece vivo. Eso es lo que le sucede a Nelson Mandela, que nos dejaba a los 95 años de edad. Ha muerto el hombre, y ha revivido un mito del siglo XX, que continúa estando plenamente vigente en estos inicios del siglo XXI. Fue el primer presidente negro de Sudáfrica. Accedió al cargo después de 27 años de presidio que no lograron acallar sus ideales democráticos y su comprometida lucha contra el apartheid. Mandela fue ejemplo de lucha, de sacrificio y de compromiso con un pueblo que carecía de casi todo, y que no estaba dispuesto a renunciar a su propia identidad. Mandela fue, sobre todo, un político comprometido con la reconciliación de su país. Un demócrata dispuesto a dar incluso su vida por lograr sus ideales. Su lucha sigue hoy vigente contra la exclusión social, contra la discriminación, y contra la violencia. Una lucha que nos obliga a todos a trabajar de forma activa por la democracia y por la paz como forma de honrar su memoria.  Descanse en Paz.

 

ADIÓS A MANDELA