PEMEX MANTIENE LA INCERTIDUMBRE

|

Cuando ya se pensaba que al menos la comarca de Ferrol podría cerrar tan nefasto año en materia de empleo con el anuncio de la contratación del flotel de Pemex para Navantia, la compañía mexicana incumple una vez más su compromiso y pospone a una fecha indeterminada, aunque en el marco del próximo mes, la decisión sobre la adjudicación del flotel. No es este contrato ni mucho menos la panacea ante las graves dificultades que se presentan para el futuro de los astilleros públicos gallegos, pero es evidente que las gradas vacías necesitan a día de hoy mínimos de ocupación que alienten la más tenue esperanza. La incertidumbre y, sobre todo, la certeza de que en esta comarca no se puede confiar en nada que no sea un hecho constatable, continúa manifestándose al mismo nivel que hace un año, cuando todavía la relativa ocupación de las factorías no había dejado en la calle a miles de trabajadores de compañías auxiliares. De “jarro de agua fría” calificó la noticia el presidente del comité de empresa de Navantia Ferrol. La comarca, indudablemente, se merecía algo más que terminar el año ante una tesitura que centra en el partido en el Gobierno las más ácidas críticas por parte de los agentes sociales de la zona. No es sin embargo plato de buen gusto para nadie, pero es necesario hacer comprender a Pemex que sus compromisos, si son fehacientes, deben tener en cuenta lo que está en juego en la comarca.

PEMEX MANTIENE LA INCERTIDUMBRE