Rajoy y las ansias de lo público

|

Está claro que a Mariano Rajoy, en particular, y al Partido Popular, en general, no le gustan mucho eso de las remunicipalizaciones de servicios de las que han hecho bandera los mareantes galaicos. La verdad es que, en la mayoría de los casos, los intentos han ido fracasando por el propio peso de la realidad, ya que la mayoría de los municipios, con los datos en la mano, son incapaces de asumir el coste de los servicios que pretenden volver a convertir en públicos. Pero aun así, por si alguno le echa agallas y lo intenta, el Gobierno se ha sacado de la manga, incluida en los presupuestos generales del Estado, una medida para frenar estas ansias. El texto en cuestión impide que las administraciones puedan sumar a sus plantillas a los trabajadores que están desarrollando su labor en empresas contratistas. Ahora la pelota está en el tejado de los municipios, que ya saben que una remunicipalización supondrá despidos...

Rajoy y las ansias de lo público