NOS EVALÚAN, VIGILAN Y MANDAN ¿EMIGRAMOS O AGUANTAMOS?

|

Nos bajan la nota y nos aprietan el cinturón
¿nos bajamos los  pantalones o
directamente emigramos…? Ahora resulta que
a nadie le gusta la política marianista…

Dicen que lo “más gordo” del recorte –los tajos más grandes– llegarán después de las elecciones andaluzas. En marzo, mes en que canta el cuco. Mientras, el pueblo (al que las agencias de calificación le han dado otro susto) espera expectante tras la última reflexión de nuestro César: “Sé lo que hay que hacer y cuándo”. Temblad, temblad, paisanos ante nefasto balance del pasado y para el futuro. Eso o, como sucede a nuestro alrededor, la maleta y a emigrar...

Ave, Mariano > Los afines al gran César empiezan a cabrearse y un ejemplo es Alfonso Ussía, desde La Razón, que escribe: “El saqueo fácil, el IRPF, no la búsqueda de los millones dormidos o escondidos es la gran idea de Rajoy, que no se atreve a tocar las grandes fortunas que no han creado un solo puesto de trabajo…”.
El “fuego amigo” le llega, también, desde las filas conservadoras donde un grupo “de genoveses” aprovecha internet para criticar la política “marianista” con toda rotundidad: “Cuando quienes le votaron adviertan que los que producen engordan a los que nada producen; cuando perciba que el dinero fluye hacia quienes trafican con favores; cuando compruebe que muchos se hacen ricos por el soborno y las influencias y no por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, se dará cuenta donde nos metió su voto…”.
Atención a la última sentencia de nuestro César en respuesta a si piensa subir el IVA : “Creo que no, espero que no subamos más impuestos, pero les aviso de que nada es para siempre…” O sea que si. Y en marzo. Con los idus. Cuando pasen las elecciones andaluzas. Cuando nos “coja” en plena penitencia cuaresmal.
Y para dar ánimos, añadió: “Nosotros, como sabe todo el mundo, no podemos solos.” Tienen que ayudar los agentes sociales, los bomberos y la Orquesta Sinfónica. En este plan ¿para que sirven si al parecer no valen?

Mientras tanto aquí  quedamos,  a la  espera de  los idus de Marzo…

¿Resistiremos? > Muchos imitan a las aves y buscan fuera un  futuro mejor pero otros prefieren resistir y  poner sobre un papel sus sueños que para algunos son sus pesadillas… Se puede, aseguran una serie de expertos, rebajar el gasto en 40.000 millones sin tocar el Estado del bienestar: rebajar en mil millones la inversión militar; aplicar la Tasa Tobin (la que negó Montoro) supondrían otros cuatro mil millones de ingresos a los que sumar otros tantos millones poniendo en valor el impuesto por patrimonio y el doble con el impuesto de sucesiones. Revisar las aportaciones a la iglesia, el impuesto de sociedades; la ayuda fiscal a las pensiones privadas que ahora solo beneficia a las gestoras, son algunos de los argumentos de los expertos y que recoge la voz de la calle en sus reivindicaciones.

 Requiem > Pocas veces como en  estos días se dijeron tantas cosas sobre un personaje como era Fraga Iiribarne.
Desmesuradas las críticas y alabanzas, nos quedan algunos apuntes: su declaración, que repitieron Trillo y Osorio en TVE, donde reconocía que “su figura dividía al país” y, que le lleva, tras la decepción de no ser primer ministro de España, echar mano del plan “B”: conseguir la presidencia de la Xunta de Galicia.
En su epitafio se destaca que pasó “de la brutalidad del franquismo a rescatar para la democracia a la extrema derecha…” y este periódico recordaba sus frases más célebres, que van desde su tan sonado “la calle es mía”  hasta “yo solo respondo ante Dios y mi confesor” y la de “toda mi vida he dicho las verdades sin condón y pienso morirme sin ponerlo”.
Luces y sombras para un personaje que destacó tanto por  su gran capacidad de trabajo como por su versatilidad. Un político capaz de amoldarse a la situación pasando, por ejemplo, de combatir el artículo octavo, que da pié a la España autonómica, a presidir la Xunta de Galicia, una de las tres autonomías históricas que reconoce la Constitución. Después de muerto siguió la polémica y es que en el Parlamento Europeo si tienen memoria.
Descanse en paz. Y nosotros, también.

NOS EVALÚAN, VIGILAN Y MANDAN ¿EMIGRAMOS O AGUANTAMOS?