El elevado nivel de vida de Mario Conde lo llevó de nuevo a la cárcel

|


A tenor de lo que se puede extraer del informe policial sobre la investigación a Mario Conde, al exbanquero lo traicionó su tren de vida. Los agentes no se creían que los escasos ingresos que declaraba el ahora encarcelado fueran suficientes para sufragar facturas de 1.200 euros en luz, 450 en agua, 2.000 en gasolina o que le permitieran tener gastos fijos como televisión de pago, seguro médico privado, seguridad privada o pertenecer al muy exclusivo club de golf de La Moraleja, en el que no puede entrar cualquiera.

El elevado nivel de vida de Mario Conde lo llevó de nuevo a la cárcel