La mala suerte viajó hasta Braga con los alcaldes trivagos

|

JOSÉ María García, la nana con la que millones de españoles se durmieron durante un montón de años, repetía una noche tras otra que el rumor es la antesala de la noticia. En aquellos tiempos el rumor se propagaba boca a boca, ahora se propaga a través de las redes sociales y ellas se habla cada día más de que los alcaldes trivagos se manejan como nadie con el trifásico. Vamos, que conocerlos es la mejor manera para que por arte de birlibirloque a uno le caiga un puestecito y esté colocado durante una buena temporada. Paula Nogueira, candidata del Bloco de Esquerda al Ayuntamiento de Braga, se lo debió creer y recurrió a Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira; Martiño “2.0” Noriega, y Jorge “El autócrata” Suárez, para que le dieran el empujón definitivo a su campaña. Allá se fueron los tres –¿en coche oficial?, quién lo sabe– a apoyarla y ¡zas! su carrera hacia la Cámara Municipal descarriló. La pobre acabó de cuarta y no logró representación. O la corriente es Portugal es diferente y el trifásico solo sirve a este lado del Miño o son unos auténticos gafes, como también se rumorea en las redes.

La mala suerte viajó hasta Braga con los alcaldes trivagos