SIN RASTRO

|

Nada se sabe, a punto de cumplirse un año de su desaparición, del joven ferrolano Pedro Yáñez. Hasta el momento, su familia, que vive en la total incertidumbre, únicamente es consciente de que ni su pasaporte ni su DNI, ambos caducados, han sido renovados. La incertidumbre y el desconocimiento atenazan la vida de una familia, a la que las escasas informaciones sobre supuestos encuentros con su hijo por parte de algunos testigos han contribuido a acrecentar el lógico desamparo que conlleva el no saber nada de un ser querido. Hasta el momento, las pesquisas policiales no han dado resultado. Cabe, sin embargo, la esperanza.

SIN RASTRO