EL SUELO DE LA FÁBRICA DE ARMAS

|

Aveces el regidor municipal Xulio Ferreiro, suele equivocarse en los asuntos palaciegos, cargando la culpa a quien no la tiene y exonerando a los que sí la tienen, ello era disculpable en sus primeros momentos, pero conviene que tenga presente el alcalde de que, la ignorancia no le exime la responsabilidad. Y no se limite a dar palos de ciego en sus declaraciones. Hace apenas unas semanas, habló acerca del solar de la Fábrica de Armas, cabe aclarar que estos terrenos están clasificados como industrial desde el año 2010, cuyo trabajo fue realizado por el PP de la mano de Negreira y aprobado por la Xunta. La idea de edificar en sus 194.000m2 de dicho solar, surgió en el año 2007 con el mandato del bipartito, un año más tarde se anuncia un acuerdo para el traslado de dicha fábrica de armas, a otro lugar y destinar aquel goloso solar a viviendas y equipamientos, siendo recogido en el PGOM, después de pactar los trabajadores su desvinculación laboral con el Defensa, pero esto último no se llevó a cabo de forma inmediata, por lo que en el mes de diciembre del 2009, tanto el PSOE, como el BNG, ambos socios en los designios municipales, aprueban un nuevo PGOM, el cual clasificaba dicha parcela como residencial colectivo, estableciendo que sus 153.954m2 pasasen a ser edificables de diferentes viviendas, incluyendo las de protección pública y dejando otros 57.600m2 para los equipamientos públicos necesarios.
Como todo el mundo sabe, las cosas palaciegas se demoran tanto y tan a menudo en el tiempo, que no se llegó hacer nada de lo que se había proyectado y al llegar el mes de diciembre del 2010, los nuevos inquilinos municipales del PP, limitan su uso exclusivo en dichos terrenos a industrial especial, lo que, permitió seguir en aquel lugar a la enfermiza Fábrica de Armas y evitar de este modo, un gran pelotazo urbanístico, el cual fue ideado por PSOE-BNG, de cuyos antecedentes no se investigó ni sus causas, ni sus motivos.
Por lo tanto Ilmo. Alcalde Sr. Ferreiro, supongo que le quedará aclarada la duda que podría tener al respecto y localice a los culpables de este desaguisado en el bipartito municipal liderado por el Alcalde de entonces Sr. Losada y el 1° Teniente de alcalde, Sr. Tello. Que pese a todas las adversidades que han sufrido tanto sus trabajadores como la propia industria, sigue en pie, gracias a la intervención del propio PP, en el momento más oportuno, cuando ya nadie daba nada porque siguiese dicha factoría en su sitio, sino, todo lo contrario. 

EL SUELO DE LA FÁBRICA DE ARMAS