RODEADOS POR EL HUMO

|

El fuego no parece dispuesto a dar tregua. Ayer, las columnas de humo eran claramente visibles a ambos lados de la Ría durante casi toda la tarde, y la noche no menguó el problema. Oscurecía ya cuando un nuevo foco obligaba a desalojar una de las fábricas más potentes de Riveira y la Autovía do Barbanza cerraba al tráfico sus salidas en esta ciudad debido al denso humo que impedía la visibilidad. Pero los incendios de última hora no fueron los únicos que aportaron tensión y nerviosismo a unos ciudadanos que viven pendientes del avance de los incendios. Y es que si en O Salnés, por el momento, las llamas se ceban con hectáreas de monte, en A Pobra amenazan viviendas y ayer la Xunta acordaba desplegar un amplio dispositivo de vigilancia sobre unos focos ya sofocados. Y es que la intencionalidad en el inicio de algunos parece más que una sospecha.

RODEADOS POR EL HUMO