ESPERANZA AGUIRRE: RÉGIMEN O SISTEMA

|

Días pasados, la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, firmaba en el diario “El Mundo” un artículo en el que, en resumen, descalificaba la alternativa que represente Podemos bajo el argumento de que optar por esta implica hacerlo por un régimen de carácter totalitario que acabaría con el democrático que rige en este país. Para ello, equiparaba –cómo no– la Venezuela de Chavez y Maduro con un previsible futuro de España en el caso de que la formación de Pablo Iglesias llegase al poder. Sin pretender en absoluto descalificar, ni mucho menos, su opinión, que se ajusta el derecho constitucional en el que se basan nuestras libertades, es evidente la pretensión de Aguirre de confundir al lector sobre un término que usa con harta elocuencia y frecuencia en su exposición. Es este el de régimen. Obviando expresamente el hecho de que es precisamente el régimen democrático el que sostiene el principio de la responsabilidad del individuo para ejercer, según su criterio, el derecho al voto –lo que ayuda a la capacidad de expresión que asiste a todo ciudadano para dar a conocer su opinión– la insistencia en emplear dicha palabra en el sentido de alertar sobre la pérdida de esas libertades y del Estado de participación democrática no parece tener otro objetivo que el de equiparar a una formación, tan representativa como lo pueden ser otras, con la intención de dinamitar el Estado de Derecho que nos asiste.
Lo de que se refiera a Podemos es lo de menos, porque en esencia lo que aborda, lo que trasciende, es la implementación del miedo sobre todo cambio que suponga la desaparición de un sistema –y no de un régimen constitucional–, el del bipartidismo, que ha imperado como única expresión política. Lo que en todo caso cuestiona Aguirre es la libertad de opción de los votantes para asumir su propia decisión como elemento básico de su libertad, tanto de expresión como de preferencia política. Equiparar en cualquier caso régimen con sistema incita a la confusión. Y es que lo que se cuestiona, no solo desde Podemos sino desde la óptica de la mayoría de fuerzas que hoy en día constituyen distintas opciones electorales –al margen del PP y del PSOE– es precisamente el modo en que el régimen democrático ha sido utilizado como un sistema caracterizado por la indiferencia ante cuestiones esenciales para el ciudadano, la libertad entre ellas.

ESPERANZA AGUIRRE: RÉGIMEN O SISTEMA