MADRIANO

|

A Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, la pusieron pingando por haber ido a Argentina a presentar su libro. “No puede desligar su vida privada de la oficial”, dijeron los del Partido Popular. 
Yo dije que sí. Digo igual por la presencia de Mariano Rajoy en la boda (solo como testigo y pese a opiniones previas homófobas e insultantes del PP sobre los gays), de Javi Maroto, vicesecretario sectorial del PP, con Josema, su pareja desde hace veinte años. Lo que haga Mariano Rajoy en su vida privada me la trae floja. Por mí como si se tira de un puente. Otra cosa es lo de su acción política, porque ¿quién nos iba a salvar de este puto desastre si cascara? Desde mi punto de vista, y no sabiendo nada de la liturgia civil ni los protocolos de bodas gay, por mí como si fuera de padrino, madrina, padrina, madrino, fuera él quien la oficiara, o leyera cualquier cosa que debiera leerse, si la hubiera o hubiese. Amén.                       
 

MADRIANO