Por una ría limpia

|

Por fin se conoce la fecha. En 60 días, se conectarán los primeros domicilios de Ferrol a la red de saneamiento de aguas residuales. Un hecho histórico que  los ferrolanos llevábamos aguardando desde los primeros años de la década de los noventa. Y será posible gracias a la colaboración institucional. Con la entrada en funcionamiento de la EDAR de Prioriño se clausurarán 45 puntos de vertido libre a la ría, y se comenzará la regeneración de una fuente de riqueza tan importante como es nuestra ría, de la que viven más de 700 familias.
El saneamiento de nuestra ría se culmina gracias a que el Ministerio de Medio Ambiente, la Xunta de Galicia y los concellos de Ferrol y Narón por fin se han puesto de acuerdo para acometer la construcción de los interceptores y los tanques de tormenta que permitirán poner en valor una inversión ya hecha que supera los 120 millones de euros, entre la depuradora de Cabo Prioriño, los emisarios terrestres y submarinos, y los sistemas de bombeo ya construidos. 
Es una infraestructura determinante para nuestra comarca, que se financia en buena medida con fondos europeos, y con la aportación de la Xunta y en menor medida de los concellos, y que se se complementa con la depuradora recientemente finalizada por la Xunta de Galicia en el margen izquierdo de la ría, que ya en fase de pruebas, permite depurar las aguas residuales de los municipios de Ares, Mugardos y Fene. 
En total, las administraciones habrán invertido 273 millones de euros en ambas márgenes de la ría, en un red de conducciones de más de 68 kilómetros de longitud que permitirán depurar las aguas residuales y sanear nuestra ría. 
Hoy, hay quien quiere paralizar el proyecto y rediseñarlo para construir redes separativas de aguas residuales y pluviales.
 Esa opción, obligaría a levantar de nuevo las calles y construir doble canalización en todas ellas. Algo prácticamente inasumible a corto y medio plazo. Algo que retrasaría sine die el inicio del saneamiento de nuestra ría. Se equivocan. No es el momento. Hoy, lo que toca, es poner a funcionar la depuradora cuanto antes. Es una deuda con nuestra ría. 

 

Por una ría limpia