La Marea, de “nasía p’a gana” a “nasía p’a viajá”... de gratis

|


A la Marea “nasía p’a ganá” va a haber que cambiarle el apellido por el de “nasía p’a viajá”. Y es que no se puede decir que hayan desaprovechado sus primeros meses pisando la moqueta de María Pita. Mejor dicho, sin pisarla, porque apenas les pudo dar tiempo, teniendo en cuenta la cantidad de viajes que han realizado concejales y asesores, tanto que algunos ya tienen puntos en sus tarjetas como para dar la vuelta al mundo 80 veces. La cuestión es que en diez meses, los que van desde la toma de posesión hasta abril, las arcas municipales se abrieron para pagar más de 11.000 euros en concepto de desplazamientos, alojamientos y dietas de los asesores. A esta cifra hay que sumarle otros 14.000 correspondientes a ediles. Cualquier excusa parece buena para que un concejal y su asesor terminen en Italia, Bélgica, Cataluña o Vigo. Cada vez que llega una invitación a algún acto la respuesta de María Pita es siempre sí.

La Marea, de “nasía p’a gana” a “nasía p’a viajá”... de gratis