Cuando se juntan nuestros defectos

|

Por alguna razón que desconocemos, los seres humanos tendemos a dos cosas que combinadas pueden provocar no pocos problemas. Una de ellas es que no leemos. O sí, pero no asimilamos los mensajes. La otra es que nos gusta hacer lo que nos da la gana. Lo de las normas no va con nosotros. Así se explica que una pasajera recién llegada a Alvedro decidiese ignorar los avisos de los “pasillos anti-retorno” de la terminal e intentar volver al avión a recoger un olvido. Saltaron las alarmas y el aeropuerto tuvo que cerrar sus zonas de embarque y desembarque durante media hora. Poco nos pasa.

Cuando se juntan nuestros defectos