El trile mareante con los terrenos para Sor Eusebia

|

A los vascos les da por cortar troncos y levantar piedras; a los gallegos, menos rotundos, por la billarda y la chave; a los andaluces... a los andaluces... ¡ah!, por el trile. ¿Dónde está la bolita?, ¿dónde está la bolita?, mientras la manos mueven con destreza unos vasos para que el apostante no acierte dónde está. La Marea, nasía pa’ganá, que por coruñesa y, por lo tanto, gallega, debería ser de la billarda o la chave, incluso por afinidad con grupos radikales vascos de cortar troncos o levantar piedras, prefiere el trile, al menos en lo que respecta a la finca donde Sor Eusebia desarrollará el proyecto Mi Casita. El Ayuntamiento quería que se emplazase en Eirís y teledirigió la propuesta. Dos terrenos con problemas –uno sin accesos y con la necesidad de negociar con algunos propietarios y el otro condicionado por una reforma del PGOM–, el tercero, listo para ocuparlo ya. Sor Eusebia escogió lógicamente ese tercero. Los vecinos botan lume y la xente do común asegura que la cosa no va con ella, que eligió quien eligió. En la calle Sierpes más de uno se forraría como trilero. FOTO: el alcalde, escoltado por sus concejales | firma aig  

El trile mareante con los terrenos para Sor Eusebia