Un lavado de cerebro que salió de aquella manera

|

Flexo para arriba, flexo para abajo, pero el haz de luz apuntando permanentemente a los ojos. Incluso no sería extraño que los torturadores se cubriesen la cabeza con un casco de espeleólogo con una linterna a la altura de la frente. El recibo de la luz se disparará a final de mes, pero ¡menudo éxito! Ciudadanos ha conseguido lavarle el cerebro a Ángel Garrido, expresidente de la Comunidad de Madrid, y ha apostatado de la fe pepera para profesar las creencias alaranxadas, de las que hasta hace bien poco renegaba. Ahora bien, hay una cosa que non se entende non: el PP lo había colocado en el puesto número cuatro en la lista de las europeas, lo que le garantizaba el escaño; en cambio, con Cs se cae hasta el decimotercer lugar, con lo que se quedará en casita. A ver si no estuvo tan bien hecho el lavado de cerebro. 

Un lavado de cerebro que salió de aquella manera