El primero en dejar el Deportivo

|

DECÍAN que quien se iba era Mel y el que se ha ido es Fernando Vidal. Hay que reconocerle el mérito que tuvo cuando se embarcó con Tino en el reto de reanimar al Deportivo que Lendoiro había dejado en coma profundo, pero cuesta encontrar más méritos en su gestión. El funcionamiento de la parcela deportiva, de la que era responsable, no será un modelo que se estudie en una universidad, ni siquiera española. Realmente esa área era un pozo en el que chapoteaban varios poceros y de ahí surge una pregunta a la que nadie en el deportivismo sabe contestar: ¿la marcha de Vidal supondrá también la de alguno de sus colaboradores?

El primero en dejar el Deportivo