:::: VIERNES ::::

|

Galicia crece a ladrillazos

GALICIA crece. ¡Vaya!, debe ser una manipulación electoralista urdida por el Instituto Galego de Estatística. El caso es que el PIB enxebre marcó en el tercer trimestre un incremento interanual del 2,1%, el mayor registrado desde 2007. Ya no hay la más mínima duda, cheira a electoralismo. La construcción fue el sector que tiró con más fuerza de la economía gallega, puesto que subió un 5%, pero la industria manufacturera no se quedó muy atrás, ya que logró un alza del 4,8%. Pensándolo bien, quizá no haya ningún tejemaneje y los datos sean reales, porque a la vista de todos están que se han reanudado obras que llevaban mucho tiempo paradas y también han empezado muchas otras que desde hace el mismo tiempo eran un proyecto que nunca llegaba a entrar en la fase de desarrollo. Si se tiene en cuenta la tan repetida máxima de los expertos de que si la construcción marcha, todo marcha, no queda otra que reconocer, aunque haya a quien le fastidie –y mucho– Galicia se está recuperando. 

Artur Mas no tiene la culpa de que el tres sea un número cabalístico

ARTUR Mas se limita a interpretar la voluntad de los catalanes; pese a lo que se diga, no quiere ser presidente por encima de todo ni lo intenta por acción y por omisión. Son los ciudadanos de Cataluña quienes lo desean y él se limita a tratar de cumplir ese mandato, por eso ahora se ofrece como presidente de transición, auxiliado en el gobierno por tres comisiones. Y es que el tres, aunque no lo parezca es un número cabalístico. Tres eran las hijas de Elena, nacida, como se sabe, en el Maresme; Roma alcanzó momentos de esplendor cuando la gobernó un triunvirato; tres cónsules compartieron el poder en la Francia revolucionaria; tres puntos acaba de arrebatarle el Barça al Madrid; tres, por ciento, era la tasa que los empresarios se empeñaron en pagar durante tantos años... Queda claro, pues, que Mas no tiene la culpa de nada; simplemente es un esclavo de la Historia. 

El sueño americano de María Gude 

LA riveirense María Gude iba a ocupar el séptimo puesto en la lista del PSOE al Congreso por la provincia de A Coruña, lo que significaba que no lograría escaño. Pero ella misma se ha adelantado a los acontecimientos y ha renunciado figurar en la candidatura. No ha sido por despecho, ¡que va!; ha sido para vivir un sueño, el sueño americano, como voluntaria en la campaña de Hillary Clinton. Una pregunta inocente: ¿si hubiese decidido apoyar a Donald Trump, se podría decir que aspiraba a vivir la pesadilla americana? 

Monedero se pasa de la raya

EL invierno no es buena época para que madure la fruta, pero Juan Carlos Monedero, que no es fruta y ya ha vivido muchos inviernos y muchos veranos, ya debería haber madurado. Su insinuación y sus gestos sobre el gusto de Albert Rivera por el “tiro largo” podrían tener gracia si los hiciese un chaval cuando está de botellón con los colegas, pero en un tipo que ya está edad de tener problemas con Hacienda –como ya le ha ocurrido– demuestra una inmadurez preocupante.

A Michelin no le gusta Lugo

MICHELIN es un claro ejemplo de superación profesional; era un simple reclamo publicitario –su cuerpo, hecho de ruedas, parecía que no daba para más–, pero se superó y se convirtió en repartidor de estrellas, una tarea en la que le granjeó un gran prestigio. Nunca la lanzó de cualquier manera al jardín, como las que caen en la canción, sino que aprovechándose de su refinamiento francés las colgó siempre con mimo en la puerta de los restaurantes. Su espíritu emprendedor le impidió estancarse y decidió buscar nuevas oportunidades de trabajo. Su tesón ha tenido premio, pues ya es el mejor especialista mundial en desmontar tópicos. Ha repartido estrellas en A Coruña, Pontevedra y Ourense, pero ninguna en Lugo, pese al mundialmente famoso slogan “Y para comer Lugo”. Habrá que invitarlo a pasar unos días en A Coruña para ver si se siente forastero o no. 

Telefónica le come las papas a Euskaltel en su propia casa

LOS imaginativos aficionados del Betis aprovecharon una temporada en la que su equipo ganaba siempre como visitante y perdía como local para rebautizarlo como “el buen padre de familia”, pues se dejaba en casa todo lo que lograba fuera. Poniéndole ocho apellidos vascos al humor de los espectadores del Benito Villamarín se podría decir que Euskaltel, es también un buen aita de familia, pues mientras se vino a Galicia para comprar R, Telefónica se plantó en Vitoria y cerró varios contratos con el Gobierno autonómico que desde hace 12 años llevaba Euskaltel. 

El PSOE busca frentes con Ferrol en Común

LAS discrepancias son sanas, por eso se echa en falta que sus señorías, en el Congreso o en O Hórreo, no voten en conciencia y solo sigan la directriz del portavoz de turno. Lo que también es muy saludable es lavar los trapos sucios en casa, como hace todo el mundo, y no convocar una rueda de prensa para decirle a una parte del gobierno ferrolano lo que hay que hacer, porque a la otra facción se le ocurrió en una arroutada. Esta no será la única discrepancia, habrá más, y muchas más a medida que se acerquen las autonómicas porque los socialistas buscarán su hueco para hacer oposición al PP y al coaligado gubernamental. Así que Ferrol en Común y su alcalde tendrán que salir en más ocasiones a matizar ideas socialistas.

Baltar II se hace el gallego para torear al Comité de Ética

¡CUÁNTO daño está haciendo Galicia, Mellor sen Touradas a la tauromaquia enxebre! Su cruzada animalista ha malogrado la carrera de Baltar II que podría haber sido apoteósica por cuanta plaza portátil se montase en la comunidad autónoma. Los capotazos que le ha dado al Comité de Ética elegido para juzgar si había intercambiado un puesto de trabajo por un ratito de placer son dignos de una figura del toreo. El virrey provincial ni ha admitido ni ha negado que escenificase con la colaboración de la supuesta demandante de empleo su condición de macho alfa del PP de Ourense. Solo faltó su padre, Baltar I, el instaurador de la dinastía, tocando un pasodoble al trombón. ¡De dos orejas y vuelta al ruedo!

:::: VIERNES ::::