Sánchez eligió a una coruñesa

|

GONZALO “El sobrinísimo” Caballero llevaba unos días dando la turra con lo bueno que sería que en el nuevo Gobierno hubiese alguien que falase galego. Galicia entera temblaba, pues Pilar Cancela parecía la destinada a ser la elegida. Fervorosa devota de Pedro “La sonrisa” Sánchez, llegó a estar al frente de Agricultura, Ganadería y Pesca en aquel espectral Ejecutivo en la sombra. Incluso hay quien asegura que en el congreso del recunque lucía un pin en la solapa con el lema “Eu son Pedriño”, versión enxebre del “Je suis Sánchez” tan de moda en aquella época. Sin embargo, aquella joven funcionaria en la que Fraga puso sus complacencias y la nombró directora xeral de Relacións Laborais se ha quedado colgada. Sin embargo, una coruñesa, Nadia Calviño, ya tiene cartera, la de Economía. Su currículum, abrillantado con un larga temporada en la Comisión Europea, luce bastante más que el de Cancela. Pues todos contentos, aunque en el Consejo de Ministros se hable koruño en vez de galaico.  

Sánchez eligió a una coruñesa