Del césped al árbitro, pasando por la fiscalidad

|

en esto del fútbol, cuando un equipo pierde, lo más normal es que los jugadores y el entrenador derrotados culpen, por ejemplo, al árbitro de sus desgracias. También hay quien culpa a la sequedad del césped o a la altura de la hierba, dejando muy claro que cualquier excusa es buena a la hora de buscar responsable para los propios males. Sin embargo, lo que nadie había hecho hasta ahora era acusar al régimen fiscal de su desgracia. Y a esto ha recurrido el Málaga, se supone, que para justificar su mala situación en la tabla. Para los andaluces la Liga está adulterada porque en el País Vasco pagan menos impuestos. No se sabe si con otra fiscalidad el Málaga habría conseguido ganar más de los tres partidos en lo que logro la victoria esta temporada.

Del césped al árbitro, pasando por la fiscalidad