Villares ya puede preparar la cartera para invitar

|

ESTA vez no hubo gran exhibición capilar conjunta. El ya octogenario Beiras lució su pelo crecho por un lado y Antón Sánchez, sus trovas de heavymetalero por otro. No coincidieron en el espacio ni tampoco en el tiempo, pues el el irmandiño maior sermoneó a Tone Gómez-Reino, el pijo coruñés que para ocultar su pasado firmó a favor de la liberación del sanguinario De Juana Chaos, advirtiéndole de que “a cobiza fura as faltriqueiras”; en cambio, el golfiño irmandiño esperó hasta el domingo, una jornada más de homilías, para proclamar que la izquierda rupturista se verá limitada a un “papel subalterno” si no supera las diferencias. El exjuez y virtuoso de la gaita y la zanfoña Luís Villares aún tendrá que pagarles unas tazas y una de pulpo para agradecerles su labor de apostolado. 

Villares ya puede preparar la cartera para invitar