La especial visión empresarial del yerno de Aznar

|

desde que renunció a la presidencia de honor del partido al que condujo al deshonor más absoluto, pues durante su imperio fue cuando la corrupción se desbocó y se metió a lobista, con “b”, no con “v”, o sea, no será un depredador de mujeres, sino de voluntades, Aznar tiene mucho tiempo libre y se aburre tanto que cada dos por tres se explaya con una homilía. La moda ha debido calar en la familia, porque su yerno, Alejandro Agag, se descuelga también con frecuencia con unos sermones que hacen temblar hasta al más templado. Ahora le ha dado por largar una conferencia en la que presume de su visión empresarial con el negocio de la Fórmula E, la Fórmula 1 de los coches eléctricos. El mensaje estaría muy bien si no fuese porque su empresa lleva cinco años en pérdidas.

La especial visión empresarial del yerno de Aznar