EL HOMBRE APLÍNEO

|

El negocio de la belleza masculina creció una media del 8% en los últimos tres años. Por ejemplo, los hombres menores de 25 años gastan más en productos que las mujeres de su edad.

Sin ir más lejos, la firma L’oreal ha contratado al “Doctor House” (Hugh Laurie) como nueva imagen para su campaña comercial. El sector de la cosmética y la belleza masculina es uno de los pocos mercados que no se ha arrugado frente a la crisis. Por ejemplo, en 2010, se vendieron cuatro millones de cosméticos masculinos que facturaron 28 millones de euros en España.

Es un nicho de mercado que tiene aún mucho potencial de crecimiento, si tenemos en cuenta que sólo el 16% de los hombres utiliza este tipo de productos, frente al 75% que representan las mujeres.

Las perspectivas del mercado masculino para el presente año son positivas y la industria espera lograr un crecimiento del 1% gracias a los productos de perfumería, belleza y cosmética.

En 2005 empezó un “boom” de cuidados y tratamientos para los más jóvenes, pero ahora se busca también un consumidor de 45 años. Se trata de un consumidor de clase media-alta que busca un consumo básico y gasta 93 euros de media al año. No se trata de un cliente sibarita. Toda la rutina de belleza del hombre surge del afeitado y de los productos que utiliza. Un hábito que las firmas de perfumería y cosmética han ido ampliando poco a poco al introducir productos más allá de las tradicionales colonias y las cremas hidratantes.

Las costumbres han cambiado y se buscan nuevos artículos. En 2010, los productos para ojos crecieron un 102% pasando a representar más del 14% de los tratamientos vendidos.

Pero la cultura de la belleza está más metida en jóvenes. Los hombres menores de 25 años compran más artículos que las mujeres de su edad. Entre los consumidores de esa franja, los hombres realizan un 15,3% del gasto total y las mujeres un 9,9%. Ellos también son mucho más fieles que ellas, ya que el 73,4% de los hombres adultos acuden directamente a las principales marcas.

Para finalizar, he aquí lo que compran los hombres en perfumería y belleza: 1) Higiene bucal. 2) colonias y perfumes. 3) Productos corporales. 4) Productos de afeitado. 5) Cosmética facial. 6) Productos capilares.

Después de todo esto, lector amigo, que usted lo huela bien.

 

EL HOMBRE APLÍNEO