El panorama electoral gallego

|


VAN pasando las horas desde que Feijóo anunció que las elecciones serán el 25 de septiembre y todo se va desarrollando según en guion; todo, salvo lo de Ciudadanos, que ahora, para tratar de que alguien se entere de que aún existe en Galicia, plantea la posibilidad de que un independiente sea su candidato a la Xunta. Desde luego, son ocurrentes los señores naranjas. En el PSdeG nadie abre la boca. Es lo mejor que pueden hacer los socialistas; estar callados y ponerse de perfil a ver si alguien se olvida de que llevan meses enfrascados en una guerra civil que no deja de cobrarse vidas. En el Beneguai patalean, –¿qué otra cosa iban a hacer?–, se han cogido una perrencha de miedo porque el lehendakari ha impuesto la fecha de los comicios Galicia. Toda la vida deseando que un nacionalista mande en Galicia y para una vez que lo logran, se enfadan... Podemos promete que desvelará el misterio sobre su candidatura; si irá en solitario o del ganchete de la Mareas. ¡Ah!, y las Mareas, pues se sabe que son un partido instrumental, pero no tienen ni candidato. Eso de trabajar y tener las cosas a la hora no va con ellos.

El panorama electoral gallego