Las miradas estarán puestas todas en la ciudad de París

|


LOS españoles vivirán la jornada de mañana con el corazón en un puño. Y no será por el complicado panorama para gobernabilidad que dejarán los comicios de hoy si se cumplen las proyecciones de las empresas demoscópicas. Lejos del edificio del Congreso o del más que probable inicio de los contactos para la formación de un gobierno, los ojos del país estarán centrados en Francia, más concretamente en París, donde, de nuevo, la selección de fútbol tendrá que recurrir a la heroica si no quiere ver frustradas sus opciones de repetir título (tripitir, que dirían los compañeros de deportes). Y es que ya se sabe que a falta de política de altura, a los ciudadanos nos queda el pan y el circo contemporáneo, que es el fútbol.

Las miradas estarán puestas todas en la ciudad de París