CAPITALIDAD JUDICIAL

|

L a “recuperación” de los partidos judiciales, porque es esto a todas luces lo que ayer ganaron las ciudades de Ferrol, Santiago y Vigo con la decisión de ministro de Justicia de reconsiderar su desaparición en las citadas urbes, permite alimentar la natural esperanza de que los políticos sean consecuentes con las verdaderas necesidades. Obvia es la satisfacción, tanto en el partido en el gobierno de Galicia y de Ferrol, por un logro que, hay que recordar, dependía de su propia formación, porque algo también habrá tenido que ver la constatación del total rechazo de las asociaciones relacionadas con la Judicatura y del conjunto de las formaciones políticas, al margen de la propia, en tal rectificación. En una comunidad con una población rural sumamente dispersa, que todavía cuenta con núcleos –escasos– carentes de recursos mínimos, cualquier decisión que acreciente su aislamiento, en este caso el judicial, estaba totalmente injustificada.

CAPITALIDAD JUDICIAL