El Mobile, sin apretones de manos

|

el Mobile World Congress de Barcelona va a ser zona libre de contagios. O esa es la intención de los organizadores, que, para empezar, han prohibido los apretones de manos. Otra opción podría ser tener azafatos en patines pulverizando desinfectante entre los asistentes, pero igual quedaba poco serio. Lo que sí se limpiará a conciencia son los micrófonos que inevitablemente tendrán que compartir los ponentes, aunque algunos aún así no se fían y ya han cancelado sus presentaciones. El miedo al coronavirus está obligando a cambiar la programación y hasta el aspecto del recinto que acoge la convención. Los responsables tienen previsto instalar una carpa preventiva y dotarla de material sanitario. Vamos, que en lugar de una bolsa con gadgets, los visitantes del Mobile World Congress van a salir de allí equipados para trabajar en el Centro de Control de Enfermedades.

El Mobile, sin apretones de manos