UN RUEGO

|

Lo han anunciado los medios de comunicación: la conversión de la Fábrica de Tabacos en sede judicial comenzará en 2013. El edificio podrá ser reabierto en 2015 y en ese año ya podrá convertirse en sede judicial.

En este sentido, la Xunta y el Ayuntamiento de La Coruña acordaron adelantar los plazos del plan de rehabilitación.

Hasta aquí, todo suena a agradable música celestial, pero lo cierto y verdad es que el edificio se está cayendo y en algunas de sus zonas hasta amenaza ruina. Nada digamos ya del aspecto nauseabundo que ofrecen sus paredes exteriores de la parte de atrás.

El edificio de la Fábrica de Tabacos se está cayendo y en algunas de sus zonas hasta amenaza ruina

 

Todo muy explicable, toda vez que la Fábrica se cerró hace diez años y la climatología y el abandono todo lo pueden. Por ello, nuestro ruego encarecido al Ayuntamiento de La Coruña es que estabilice la parte ruinosa, en tanto no comienzan las obras, se pena de que no haya obras que realizar después, por ruina total del edificio.

Me comunican que hay ratas como conejos. No me consta. Pero tampoco me extraña, porque todos los cristales de las naves traseras han sido “cariñosamente destrozadas” por los malditos de turno. Ojalá nuestro ruego encuentre eco.

También hacemos votos por que la obra no se convierta en la segunda obra del Escorial en La Coruña. La primera ha sido, y aún está siendo, el aparcamiento del Parrote.

Se dice que los trabajos de rehabilitación comenzarán en el mes de febrero de 2013 y que costarán 20 millones de euros, pero lo cierto y verdad es que si ahora no se coloca en el edificio un “parche de protección”, casi ya no habrá edificio.

La reforma durará dos años y medio, que ya serán tres o más. El conselleiro de marras confía en acortar los plazos. ¡Coitado!: eche un vistazo al Parrote. Parece ser que la fachada principal y el reloj de la vieja Fábrica se conservarán en el proyecto de reforma.

El BNG y el PSOE critican las condiciones de cesión a la Xunta. Los socialistas dicen que el alcalde “regala” el inmueble y los nacionalistas predican, por su parte, que solo se haga una cesión por un tiempo limitado.

Mientras, desde la eternidad, doña Emilia Pardo Bazán comenta con sus queridas cigarreras que nunca llueve a gusto de todos.

O sea que paciencia y barajar.

UN RUEGO