El chino que no sabe que murió

|


CHEN, habitante de la ciudad china de Cantón, lleva diez años muerto y aún no se ha enterado. Además, no sufrió un infarto ni un accidente de tráfico acabó fulminantemente con su vida, sino que fue ejecutado en 2006 por haber cometido un secuestro. El pobre difunto acudió al registro a hacer un trámite administrativo y allí le informaron de su condición de cadáver... ¡Bendita burocracia!, es igual en todas partes.

El chino que no sabe que murió