CONSTRUCCIÓN CIVIL

|

Hacen bien los comités de empresa de Navantia inquiriendo respuestas sobre las previsiones del Gobierno para la factoría de Perlío una vez que se agote el veto, el próximo 31 de diciembre, relacionado con la construcción civil. No se puede eludir el hecho de que el sector se mueve en el marco de una desbordante competencia de las factorías asiáticas y que poco o nada se espera de que los grandes proyectos recalen nuevamente en Fene, pero el acceso a este segmento de actividad no debe continuar restringido, aun a expensas de los planes que se manejan en el ámbito de, por ejemplo, la eólica marina. Conviene que Madrid aclare esto con Bruselas.

CONSTRUCCIÓN CIVIL