SAN FELIPE, EN EL OLVIDO

|

El coste de la adquisición para el patrimonio municipal del castillo de San Felipe justifica por sí solo la obligación de su mantenimiento. Pero si esto no fuese suficiente, abunda el hecho de que es uno de nuestros principales valores culturales, históricos y arquitectónicos de Galicia y, en consecuencia, reflejo evidente de toda política de rehabilitación y de ámbito turístico. A la inconclusión de su total recuperación, ya que la principal actividad se ha centrado en la antigua Casa del Coronel, se suma, como ayer denunció el grupo municipal socialista, la desaparición del servicio de vigilancia, que no solo impide cobrar por la entrada en el recinto sino que, por lo que se ve, supone también desconocer por parte de los responsables municipales las necesarias tareas de mantenimiento. No solo para ilustrar folletos y campañas está nuestro patrimonio. Obligado es sostenerlo.

SAN FELIPE, EN EL OLVIDO