El optimismo patológico de Ciudadanos

|


AL secretario de organización de Ciudadanos, Fran Hervías, le debió dar mucho el sol en la cabeza. O eso o es un optimista patológico, porque para asegurar no solo que su formación vaya a entrar en los parlamentos gallego y vasco sino que, además, en Galicia, va a tener grupo propio, es mucho decir. La realidad es que Galicia y Euskadi son dos territorios que se le resisten a Ciudadanos. Sin apenas presencia ni estructura, en los últimos comicios generales incluso perdieron el representante que habían obtenido por la provincia de A Coruña. Es cierto que tampoco ayudan algunas salidas de tono de su líder, que apuesta por cargarse, por ejemplo, el AVE a Galicia, pero la realidad es que no cuentan con un espacio político tan claro como el que tienen en otras comunidades. Eso sí, por optimismo que no quede y si son capaces de configurar listas para las cuatro provincias hasta es probable que recojan algunos votos.

El optimismo patológico de Ciudadanos