Daños físicos y mentales

|

LOS técnicos del Consorcio de Compensación de Seguros y los expertos de la Dirección General de Tráfico deberían reunirse de inmediato para evaluar los daños que causa el artículo 155. Al cumio no podrán faltar unos representantes del Colegio de Psiquiatras ni del de Psicólogos Clínicos, porque el mal trasciende lo físico y alcanza lo mental. A la exconseller Bassa le dio por irse a pasear al monte y disfrutar del aire puro tras tantos días en la cárcel y la pobre se cayó. Necesitó que le diesen cinco puntos de sutura y explicó que son cosas que pasan cuando uno es vulnerable por culpa del 155. Mundó que también perdió su puesto de conseller de Justicia por culpa del dichoso artículo reconoció que estaba indignado por que Iceta se dedicase a bailar cuando Cataluña estaba de luto por los que se encuentran en prisión. Cuando le recordaron que mientras el socialista danzaba, Puigdemont disfrutaba de la ópera en Bruselas. Su explicación fue genial: No es lo mismo ser sujeto pasivo de un espectáculo que protagonizarlo. Por favor, convoquen ya la cumbre sobre riesgos.

Daños físicos y mentales