El fútbol femenino mejora

|

España está viviendo una especie de boom del fútbol femenino. Una revolución a la que llegamos tarde, pero, como somos nosotros, lo hacemos con todas nuestras fuerzas. Desde luego estamos lejos de alcanzar los niveles de Estados Unidos, donde es el deporte más practicado por las mujeres, pero el hecho de que, por ejemplo, hace unos días, el Deportivo Abanca fuera capaz de meter a siete mil espectadores en Riazor en un partido de Copa de la Reina y un martes es todo un ejemplo de que algo está cambiando. Y la cosa solo puede ir a mejor, sobre todo gracias al convenio que ayer mismo se firmó y que supone el reconocimiento de la profesionalidad a las jugadoras. No solo se establecen salarios mínimos que les garantizan una cierta formalidad, sino que se establece el mantenimiento de los mismos, a través de un seguro, en caso de embarazo o lesión. Vamos, un gran avance.

El fútbol femenino mejora