Alimañas carroñeras en A Coruña

|

El Gobierno local coruñés, sin comerlo ni beberlo, tiene ante sí una de esas huelgas capaces de amargarle la existencia a cualquier mandatario. Y es que no hay peor conflicto que el que tiene algún tipo de relación con la basura. En este caso se trata del personal de la planta de tratamiento, sobre el que pesa una amenaza de ERE por parte de la empresa. La cuestión es que en breve (hay quien señala que hoy mismo), A Coruña ofrecerá a sus visitantes no una imagen bucólica de luces y Navidad, como Vigo, sino la más pestilente de contenedores abarrotados y basura por el suelo, algo que, en estas fechas en las que andamos, con sobredosis de marisco en los menús hogareños, no presagia nada bueno. La cuestión es que el Consistorio ha publicado hasta recomendaciones a los vecinos para evitar la imagen y, lo que es peor, que las alimañas (sic) se puedan alimentar de los restos depositados en la calle. La cosa da casi miedo.

Alimañas carroñeras en A Coruña