Reinas

|

Si hablamos que algo está cambiando en el deporte femenino, no nos coge a muchos de sorpresa. Sin ir más lejos, este fin  de semana, se disputaba en Barcelona, la liguilla de ascenso del waterpolo femenino. Allí acudía el equipo del natación Coruña, con Germán y un Luis Lalinde, que llevó a este grupo de chicas, a lo más alto del waterpolo gallego.
Hacían historia y lo sabían, pero sin ponerse nerviosas y con la única condición de disfrutar del deporte con el que  compaginan  sus estudios, muchas terminando la carrera universitaria, y otras acabando los estudios de cuarto de  Eso, como es el caso de nuestra ferrolana, Lucía Rico, sabían que este era su momento.
Tocaba poner el broche de oro a un año duro, ya no por la dureza de este deporte, sino, en la lucha que se metían, para que se reconociera que este deporte está hecho también para ellas, y que Galicia no se podía quedar atrás, aun sabiendo que esta comunidad está a años luz de la cuna del waterpolo,  Cataluña o Madrid.
Y allí se plantaron ellas, en las piscinas de L´Hospitalet, tenían un grupo duro, les había tocado el CnElx, Martorell y Poseidón. Pero dieron la talla, como unas guerreras, en su segundo partido, a falta de dos minutos y perdiendo de bastante, dice que salió un grito desde el agua diciendo “vamos que remontamos”, sabían que era imposible, pero se llevaron el aplauso de todos los que allí estaban viéndolas, hasta incluso de la pareja arbitral.
Sin duda, un ejemplo de lucha, de coraje y de ganas, pero sobre todo de risas y de compañerismo, ya que sabían que el ascenso les quedaba lejos, pero fueron a decir, alto y claro, que en Galicia está en alza el waterpolo femenino y que ellas, abrieron el camino, con su constancia y su lucha, y no va a quedar sin decir, que costeándose ellas todo de su bolsillo, equipación, viaje, alojamiento, y todo lo que esos desplazamientos conllevan.
Desde aquí vuelvo a insistir en lo importante que son las ayudas en estos deportes minoritarios, y sobre todo, cuando llevan el nombre de tu ciudad, de tu provincia, y el de tu comunidad por el mundo adelante.  Ellas ya han puesto su granito de arena, ahora toca seguir creciendo y seguir creyendo. Solo deciros gracias y enhorabuena campeonas.
 

Reinas