Todo sube en enero, hasta los coches

|

Cuando Ana Obregón termine de contar con nosotros las doce campanadas que abrirán 2021, quienes quieran pararse a pensar, se darán cuenta de que, en ese justo momento, casi todos sus gestos diarios serán más caros. Desde subirse a un bus a comprar una barra de pan. Cada 1 de enero llega, irremisiblemente, con una retahíla interminable de incrementos en las tarifas. Pero resulta que este año, además de las subidas habituales, tendremos que afrontar el encarecimiento de los coches. Quien se quiera comprar un automóvil tiene que saber que desde ese 1 de enero tendrá que pagar en torno a mil euros más. La culpa la tienen las nuevas normativas de emisiones. Paciencia.

Todo sube en enero, hasta los coches